Euskal Erbesteen Kultura – La Cultura de los Exilios Vascos

Juan Antonio de Irazusta Munoa » Biografías

Hamaika Bide parte en sus trabajos de unos planteamientos al margen de partidos políticos o de encasillamientos ideológicos. De esta manera aborda el estudio de exiliados y exiliadas de cualquier condición o posicionamiento político entendiendo que todos ellos han realizado una aportación valiosa a la cultura del pueblo vasco. Por lo tanto en esta sección se irán intergrando biografías de personalidades vascas sin más nexo entre sí que el haber compartido un destino común: el exilio.

Irazusta Munoa, Juan Antonio de

Fotografía de Juan Antonio de Irazusta Munoa
(Tolosa, Gipuzkoa, 1882 – Lima, Perú, 1952)

Seudónimo: Jon Andoni
Estudios: Derecho
Profesión preferente: Político, sacerdote misionero
Actividades culturales: Escritor y conferenciante
Exilio: 1936-1952
Lugares y fechas de exilio: 1º Francia 1936-1938
2º Panamá. Colombia, Puerto Rico.
3º Buenos Aires 1946.
4º Moyobamba, Lima (Perú) 1950-1952.

Este político, sacerdote y escritor nace en Tolosa, en 1884. Tras estudiar Derecho en Deusto y Madrid, pasó a ejercer la abogacía en su pueblo natal. Tempranamente afiliado al Partido Nacionalista Vasco, en 1933 se incorporaba a la dirección del partido en Gipuzkoa. En 1932 funda y dirige junto a Antonio Labayen e Isaac López de Mendizábal la revista Antzerti, dedicada al mundo del teatro. En 1933 es elegido diputado para las Cortes de Madrid por el PNV, y reelegido en 1936, siendo segundo jefe de la minoría parlamentaria vasca. Paralelamente, iniciaba algunas colaboraciones, tanto en euskara como en castellano, en los diarios El Día y El Pueblo Vasco, en muchos casos bajo el seudónimo “Jon Andoni” .

Con el estallido de la Guerra Civil, Irazusta se refugió en Francia y de allí se dirigió en 1938 a Panamá, Colombia y Puerto Rico como administrador de Ambrosio de Zatarain. En su exilio americano siguió vinculado al mundo de la política y de la diplomacia, siendo nombrado cónsul honorario de Colombia en San Juan de Puerto Rico. En esta última ciudad escribió su obra, Joañixio, publicada por la editorial Ekin de Buenos Aires, en 1946, primera novela en lengua vasca publicada después de finalizar la Guerra Civil. Se trata de un libro de carácter costumbrista, post-romántico, idealizador de la patria vasca, que conecta con la novela que se había ido desarrollando en el País Vasco antes de la guerra, deudora del escritor Txomin Agirre (1864-1920), vínculo comprensible si se tiene en cuenta que el escritor tenía ya sesenta y cuatro años de edad cuando aparece la citada obra. Con todo, la novela encierra algunos elementos originales como ciertos tonos realistas y una visión menos maniqueísta de la realidad.

Posteriormente Irazusta se traslada a Buenos Aires, en 1946, donde escribirá y publicará en 1950 su segunda novela, Bizitza garratza da, que, pese a su título, tampoco recoge la vida de los exiliados sino que continúa con el costumbrismo indiano de la primera, en tono más folletinesco. Se trata de un libro más trabajado y menos espontáneo, lo que le resta calidad literaria. Esta obra, junto a la anterior, tiene sobre todo el valor de haber aparecido en muy difíciles circunstancias, fruto más de la voluntad de defender la lengua vasca que por preocupaciones propiamente literarias. También se apunta como elemento a destacar tanto en ésta como en la anterior novela sus tímidos matices realistas, que marcan una cierta evolución respecto a la novelística de preguerra, y la calidad del lenguaje utilizado.

Tras una breve estancia en Córdoba (Argentina) y en Colombia, en 1950, Irazusta se traslada a Lima donde entra en contacto con la Orden de los Pasionistas; en tanto es ordenado sacerdote pasa a responsabilizarse de la creación del Círculo Católico de Estudios, con sede en Moyobamba, en las estribaciones andinas de la Amazonia, proyecto que pretendía crear un núcleo de reflexión intelectual y donde Irazusta impartió además varias conferencias. Fue ordenado finalmente en Lima, en la iglesia de la Nunciatura Apostólica, el 2 de septiembre de 1951, siendo apadrinado por el presidente de la República, el general Manuel A. Odria y por su esposa, Carmen Berckmeyer de Gomero, lo que demuestra que era un personaje conocido en la sociedad peruana. A petición propia es destinado como misionero a la citada provincia de Moyobamba, a Tarapoto, Departamento de San Martín de Perú. El escritor muere apenas seis meses más tarde de haber dado su primera misa, el 4 de marzo de 1952, en la capital peruana.

La obra de Irazusta es valorada sobre todo por el intento de dar continuidad a la labor literaria iniciada por la generación de preguerra, constituyendo en ese sentido un importante punto de engarce generacional. Aunque sus novelas están lastradas por una perspectiva tradicional del quehacer y la temática literaria, destacan por la calidad de su lenguaje y por su estilo, ligero y rápido en palabras de Villasante. La obra prosística de Irazusta es sin duda imprescindible a la hora de estudiar la evolución de la novelística contemporánea en lengua vasca ya que se trata de una obra de transición en la que se pueden apreciar leves indicios de evolución hacia otros temas y preocupaciones.

Obra

Ley de arrendamientos rústicos. Editorial Vizcaína. Bilbao, 1935, 21 pp.

Euzko-Aldunen Alkartea, Bilbao, 1935.

Joañixio. Editorial Ekin. Buenos Aires, 1946, 281 pp.

-“Cartas boricuas”. Revista de América. Tomo XIV, 1948, pp.109-131.

Bizia garratza da. Editorial Ekin. Buenos Aires, 1950, 150 pp.

Losintxak, traducción al euskara de Madrigal de Martínez Sierra.

-“Oñarrik” , Euzko Gogoa, nº 5-6, Guatemala, mayo-junio de 1950, pp.48-49.

-“Beti bat” , Euzko Gogoa, nº 7-8, Guatemala, julio-agosto de 1950, p.35.

Bibliografía

-AULESTIA, Gorka: “José Antonio Irazusta: parlamentario y novelista vasco” . El Diario Vasco, Donostia, 9-VI-1992, p.52.

-ÁLVAREZ GILA, Oscar: “Notas sobre la etapa más desconocida de un político y escritor vasco: Jon Andoni Irazusta, de parlamentario a misionero en Perú (1950-1952)” . Sancho el Sabio. Revista de cultura e investigación vasca, II etapa, nº14, Fundación Sancho el Sabio, Gasteiz, 2001, pp.111-119.

-ESTORNÉS LASA, Bernardo: “Juan Antonio de Irazusta Munoa” , Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco, cuerpo B, Literatura, tomo III, Editorial Auñamendi, Donostia, 1977, pp.323-327.

-GARATE, Gotzon: Euskal elaberriaren kondaira, Mensajero, Bilbao, 1983-1985. -“Jon Andoni Irazusta eta Euskal Herriko elaberri errealista” . Gerraosteko literatura. Labayru Ikastegia. Bilbo, 1989, pp.19-31.

-IBIÑAGABEITIA, Andima: “Irazusta´tar Jon Andoni´ren oroitzapenean” , Euzko Gogoa, nº 3-4, Guatemala, marzo-abril de 1952, pp.55-59.

-IRIGARAY, A.: Historia de la literatura vasca, Institución Príncipe de Viana, Iruñea, 1960, p.342.

-ITURRALDE, Josemari: Jon Andoni Irazusta. Bidegileak bilduma, 30. zenbakia, Eusko Jaurlaritza, Gasteiz, 2003.

-KORTAZAR, Jon: Literatura Vasca. Siglo XX. Etor. Donostia, 1990, pp.100-101.

-LAFFITE, P.: Eusko Jakintza, 1947, p.13.

-MITXELENA, Koldo: Historia de la literatura vasca, Minotauro, Madrid, 1960, p.157.

-ONAINDIA, Santiago: “José Antonio Irazusta Muñoa” (sic), Euskal Literatura, tomo VI, Etor, Bilbao, 1976, pp.182-186.

Subir