Euskal Erbesteen Kultura – La Cultura de los Exilios Vascos

Centenario de un científico vasco: Carlos Sáenz de la Calzada

By on 2017/11/18 in Noticias
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Este año se han cumplido cien años del nacimiento de Carlos Sáenz de la Calzada Gorostiza, el gran biólogo, geógrafo y docente alavés, exiliado por su lealtad al régimen republicano. Al hilo de este aniversario el profesor David Mota Zurdo nos ofrece una semblanza del profesor Sáenz de la Calzada y de sus logros en el campo de la ciencia.

La victoria del ejército sublevado en la Guerra Civil trajo consigo graves consecuencias para los simpatizantes del legítimo gobierno republicano. Evidentemente, el más importante es que supuso su derrota, pero también trajo consigo la represión y el exilio. Para escapar de un futuro incierto y probablemente aciago, un importante número de personas decidió exiliarse en Europa y América. Muchos emigraron a Francia, Bélgica, Reino Unido y la Unión Soviética en donde pudieron rehacer sus vidas durante un tiempo, pero el inicio de la II Guerra Mundial y el consecuente avance de las tropas alemanas provocó que muchos buscaran asilo en el América. No cabe la menor duda de que casi un 10% de la emigración a estos países estuvo compuesta por intelectuales de distinto orden, suponiendo una “fuga de cerebros” en toda regla para la España y la Euskal Herria posbélica al perder de golpe a miles de científicos, literatos, historiadores, pedagogos, ingenieros y matemáticos.

Uno de ellos fue Carlos Sáenz de la Calzada (1917), natural de Labraza (Álava), un pequeño pueblo situado en la encrucijada de las actuales Navarra, La Rioja y Álava, que emigró a México a bordo del buque Sinaia, previa participación en la Guerra Civil. Convencido republicano y ante la imposibilidad de alistarse en el ejército regular, se incorporó al de aire y se trasladado a la Unión Soviética para instruirse como piloto de bimotor. Tal fue su pasión que tuvo varios enfrentamientos con los soviéticos por no querer someterse a la ortodoxia estalinista. Sufrió por ello consejo de guerra y se le encarceló, siendo finalmente liberado gracias a la intervención del embajador español en Moscú. Finalmente, acabó alistándose en las Brigadas Internacionales combatiendo en la batalla del Ebro, siendo uno de la veintena de supervivientes de aquella división.

Emigrante en México, recaló en Veracruz. Allí comenzó trabajando de camarero, pero, pronto, se introdujo en el mundo de la cultura realizando labores de edición para la Revista América. En la década de 1940 se trasladó a Perú, donde residía su hermana Pílar y allí se especializó en el estudio de la Geografía. A finales de esta década, regresó a México, incorporándose al Colegio de Geografía de la UNAM. Posteriormente creó la Escuela Preparatoria de los Mochis de Sinaloa. Dedicó toda su vida a la docencia y a la investigación, realizando importantes avances en el estudio de la Geografía médica, a la que aplicó sus conocimientos en Biología. Fue también representante de la Casa Máxima de Estudios mexicana ante la UNESCO y recibió por su implicación social e investigadora varias distinciones en forma de premio.

Carlos Saénz de la Calzada fue un intelectual de peso en México y así fue reconocido en vida. Sin embargo, entre nosotros es un completo desconocido. Valga este trabajo para reivindicar su recuerdo.

David MOTA ZURDO

TEXTO COMPLETO:
Carlos Saenz de la Calzada

                                  Busto dedicado a Carlos Sáenz de la Calzada en Sinaloa (México)

Tags:

Suscríbete

Si te ha interesado este artículo, suscríbete para poder recibir más articulos de este tipo.

Comentarios cerrados.

Subir